26 de octubre de 2010

Lavado de cara y enjuague de boca



Hace tiempo que "la casa" pedía limpieza, aires nuevos para mantener a la audiencia. Los nominados y nominadas esta vez no han sido seleccionados por fieles televidentes sino por el gran líder. Como en los tiempos del one Felipe González el relevo del vocero oficial del gobierno lo toma Pérez Rubalcaba, si es que no dejó de tenerlo en sus manos. Se cierra el círculo. Como en una cinta de Moebius. Se han acabado las cuotas y los gestos afables. Suenan tambores de guerra y hay que volver a pintarse el rostro para luchar por el gran jefe Hijo del Viento: muerto ya el talante arenga a sus huestes para la batalla. Con uñas y dientes, con tumbas removidas o polvo blanco, con lo que sea para evitar "la catástrofe".



Hablando de los defenestrados, desconocía el riesgo de que padeciesen una especie de depresión post-ministerial producida por el vacío de actividad -y de poder- al que se ven abocados al devolver los donuts y la cartera. A diferencia de la post-vacacional, ésta sucede cuando el sujeto ministro o ministra deja el curro. En otras palabras, el trastorno como consecuencia de volver a ser un -o una- "mindundi". De tener una agenda frenética a no saber a qué dedicar tanto tiempo libre. De que le cojan a uno el teléfono a la primera al "ya le llamaremos". Pero se olvidan de lo más importante: el coche oficial. Presentarse en taxi si no se dispone de vehículo propio en las visitas de cierto caché, aunque sea en la Moncloa no deja de ser cutre para un culo (mire por dónde señora Pajín también es masculino, como nuestro P.I.B. Con razón me sonaba el parecido) que otrora ocupara el ilustre sillón. Por supuesto que hay excepciones, explican los expertos en la fauna humana, en función de la madurez del individuo, de la consciencia desde el primer día de la temporalidad que tiene el cargo, o de ganas locas de que el marrón se lo coma otro (como si al honorable le pusieran una pistola en el pecho para jurar el cargo) o de que sean capaces de buscarse la vida en otra profesión -o regresar a ella- fuera de la política. Las comparaciones son odiosas, mientras algunos se montaron el chiringuito dando conferencias, bien ocupando altos cargos en empresas o dirigiendo el mayor tinglado de los dineros mundiales, otros rellenarán su curriculum con poco más del "y nunca más se supo" aunque, eso sí, cobrando del Estado.



Para los malpensantes, por una vez no van a acertar: lumbreras y patanes se reparten en uno y otro lado del espectro político de "Estepaís" como en toda democracia que se precie. No pasaron ni veinticuatro horas del nombramiento de la nueva ministra de Sanidad para que un alcalde del pepé soltara una lindeza por esa boquita sobre cierta parte de la anatomía de la ministra. Con lo bien que iba el tío con los condones para todos, vuelta a los 60, etcétera, etcétera como le ocurre al incauto delantero que "se llena de balón" y la pifia al rematar a bocajarro a portería. Tampoco voy yo a pensar que le ha hecho un gran favor a su paisano al conseguir que se hable más del "desliz" que de la gestión de su recién estrenado gabinete. Un personaje público, alcalde de una gran capital por más señas, no se puede permitir ciertos lujos y menos a unos meses vista de elecciones. Y aunque se vea como alcalde vuestro que soy durante los próximos cuatro años en Valladolid, que piense antes de abrir la boca que no sólo votan sus ciudadanos sino también los del resto de España. La rectificación es oportuna pero no suficiente para paliar tamaña cagada y Mariano debiera tomar cartas en el asunto. Lo mismo que piden a la mujer del César.






2 comentarios:

Temujin dijo...

El Pesoe lavándose la cara y el Pepe, más perdido que un pulpo en un garaje... Pero hay más opciones. Lo que sobran en este país son políticos profesionales...

J. F. Sebastian dijo...

Temujin:

No veo muchas, teniendo en cuenta que al final pactarán con unos u otros. En lo demás de acuerdo contigo. Como dijo alguno de ellos, son necesarios profesionales "en política y no de la política".

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...