25 de marzo de 2009

Irak, seis años


Han transcurrido desde que Bush junior ordenó a sus tropas atacar al país a cuyo tirano su padre prefirió no derrocar doce años antes.


Vaya por delante que todas las guerras, sin excepción, son malditas pero tan viejas como el hombre. Y como en todas las demás en estas se produjeron miles de víctimas inocentes, muchas de ellas niños que ya sufrían las secuelas del embargo tras la primera guerra del Golfo Pérsico. Y previamente a esa guerra, apoyada por el gobierno español de Felipe González con tropas de reemplazo y Marta Sánchez cantándoles por Navidad a lo Marilyn Monroe, sufriendo el rodillo de un integrista laico que no gobernó un estado durante más de 20 años. Simplemente lo consideraba de su propiedad.


Dicen que esta guerra fue 'ilegal'. No sabía que había guerras legales. Me surge la cuestión de cómo se tipificaban antes de constituirse Naciones Unidas. Organización que por cierto se encontraba presidida por un señor cuya honradez se puso en entredicho al haber aceptado pasta bajo la mesa. ¿No serían ilegales las dos Guerras Mundiales? ¿O nuestra Guerra de la Independencia? Para desencadenar la primera bastó el asesinato de un príncipe en Sarajevo, para la segunda la necesidad de parar los pies al III Reich y la tercera, que España no estaba dispuesta a convertirse en parte de Francia.


Para la invasión de Irak Bush esgrimió lo de las armas de destrucción masiva ocultas a las inspecciones de la ONU, muy a menudo obstaculizadas por Saddam Hussein de forma bastante chulesca, lo cual fue utilizado como otro argumento por EE. UU. para atacar: si la policía da el alto a un individuo del que se sospecha que es peligroso y va armado, y este se da a la fuga mientras le dan el alto. La policía en ese momento le dispara porque huye, no porque vaya armado: pues todavía no lo sabe con certeza. Y para bien o para mal, Estados Unidos se ha erigido en eso: la policía mundial. Después de derrotar a Hitler en la primera Coalición Aliada, tuvo que acudir una vez más a Europa a sacarnos las castañas del fuego en la crisis de los Balcanes hace menos de dos décadas, ante la vergüenza de al menos tres potencias de la OTAN del mismo continente. No se trata de ser pro o anti-americano sino de ver las cosas con un poco de rigor. Por supuesto que no se trata de acciones altruistas sino que obedecen a sus intereses como ha ocurrido con todos los imperios desde que el mundo es eso.


Ahora se habla de lo mala que fue la 2ª guerra de Irak, también de Bush junior, aunque cada vez menos: como era previsible el propio sistema democrático norteamericano lo ha relegado a ser hoy un cero a la izquierda, un don nadie por muchos miles de dólares que estén dispuestos a pagarle por sus conferencias, si es que todavía puede haber alguien dispuesto a tirarlos por la borda. Dentro de unos años, o quizá meses, ya nadie hablará de él salvo si se le quema el rancho en un descuido en una de sus barbacoas para agasajar a sus amigos Blair y Ansar.


Pero de quien ya apenas -por no decir nada- se habla es del gran Saddam. Y lo que nadie dice es que de no ser por el país de Bush -padre e hijo- el Raïs seguiría campando a sus anchas en su lujoso palacio atemorizando a su población y asesinando kurdos, a los que gaseó. La diferencia es que la CNN ni ninguna otra televisión estaba allí para difundirlo como ha ocurrido con las dos guerras más mediáticas de la historia. Y como sigue ocurriendo hoy en Irak.

5 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Es lo terrible:que la desaparición del sátrapa de Hussein se obvia,como si hubiera sido cosa de David Copperfield y no de las fuerzas norteamericanas,de la operación militar en la cual España fue un convidado de piedra,pero que le pasó factura por poner Aznar los pies en la mesa con Bush,hablar con acento tejano, y por 192 muertos a los cuales la SER y el grupo PRISA utilizaron como trampolín para catapultar a Zapatero a la Moncloa para hundir un país que crecía al 3,5% en un récord jamás visto en Occidente, y dejarlo,recemos,con cinco millones de parados y diez millones de pobres,350.000 indigentes que duermen en la calle y miles buscando comida en la basura como si en vez de un país de la UE fueramos Botswana.
¡¡¡Ah,pero la guera de Irak era "ilegal"!!!.....
Bueno,entonces,claro.....

jam dijo...

Yo soy pro-americano. Al menos tienen un par, y aman su país sobre todas las cosas. A ver si aprendemos las viejas naciones europeas. Salu2.

Mike dijo...

TE incluyo al blogroll?

Mike dijo...

Hecho.

Guerrera de la LUZ dijo...

Pero la ONU sirve para algo?¿
Yo creo que es la reunioncita de seres más peligrosos del planeta, invadida de masones.

Y los medios de comunicación??? todos perfectamente dirigidos hacia el mismo lugar.

A veces acojona... el tema.

Un beso.

PD: Espero que estés disfrutando de tus vacaciones ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...