25 de septiembre de 2009

'Dutifri'







La vuelta de vacaciones es siempre dura, parafraseando al mundo de Matrix, porque supone la vuelta al mundo real.


La depresión post-vacacional es un síndrome de lo que ha sido de toda la vida para la mayoría de los mortales, pongámonos como nos pongamos, el trabajo, el curro: una verdadera jodienda... Sobre todo para el que lo tiene, y no digamos para los que no. Parece un callejón sin salida. Que estaremos condenados a la infelicidad porque no tenemos la suerte del abuelo de Majaelrayo.


Y no es que esto tenga mala pinta, apesta. Y mucho. Ya demasiado. Si no es por los muertos en esa guerra 'legal' en Afganistán, o misión de paz según el cristal con que se mire, o el botón que aprietes del mando a distancia, es por los informes que nos ponen por detrás de la República Checa en competitividad -el que visite aquel precioso país se dará cuenta que también en otras muchas cosas más-, o porque estamos en el furgón de cola del mundo supuestamente desarrollado, o porque un dictadorzuelo con vocación de showman -no quiero insultar injustamente a los payasos- viene a la casa del Libro de Madrid como podría haberse refocilado en alguna de las casas de lenocinio con su séquito de matones porque nos vende bombonas a buen precio con el presi de una gran petrolera como ciccerone. Si hay que pecar, se peca. Todo por la patria, y más por el negocio. Se llevó cincuenta libros seguramente porque cincuenta ladrillos ocupan demasiado sitio en el equipaje. O porque se perdone la deuda a otro colega que se ha enterado que chulearnos está de moda mientras aquí los comedores de Caritas no dan abasto.


O si no porque aparece la familia Zapatero con espíritu de Halloween fuera de calendario. O porque nos hemos dado cuenta que nuestros niños se nos suben a las barbas porque el nuevo talante prohibe terminantemente no ya ponerles la mano encima, sino mirarles mal... Pobrecillos. O porque el papá de turno no tiene lo que hay que tener para decir lo que tenga que decirle a su jefe que le putea todos los días y agrede a la profe de su hijo. O porque somos muchos los que pensamos que otros hijos de nuestra santa democracia se cachondeasen de la policía hubiera sido impensable en el siglo pasado.


No es sólo crisis económica -dicen- sino también moral. Puede ser. Lo que sí tengo por cierto es que hace unos doscientos y pico de años hubo otra crisis en Francia, y bastante más gorda que la nuestra pues la gente moría de inanición por las calles, aunque tiempo al tiempo. Y ya sabemos cómo terminó aquello.

6 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

El tema pinta muy crudito. Es lo que hay. Lo único que nos queda es partirnos la cara por defendernos.

Besos.


(muy bueno lo del espíritu de halloween fuera de calendario jajajaja)

Guerrera de la LUZ dijo...

Por cierto, vuelves a tener curro ya??

Natalia Pastor dijo...

Cenaba el otro día con un viejo profesor que tuve en Derecho, y dió con el diagnóstico de lo que acontece: "esta sociedad civil está en plean descomposición moral, que es la causa del resto de los males que la acechan".

Esa falta de valores y principios, es lo que lleva a que con 5.000.000 de parados,750.000 personas comiendo diariamente en Cáritas, 350.000 indigentes durmiendo entre cartones y cajeros automáticos,niñas de quince años comprando píldoras postcoitales sin receta y pudiendo abortar libremente,en pocas fechas, sin que sus padres sepan nada del asunto,etc,etc...el "colchón" de votos de Zapatero no baje de los diez millones de votos.

Tiene que estar muy podrida y enferma una sociedad civil, para llegar a esos niveles de alienación.

Saludos(y bienvenido de nuevo)

Adamantio dijo...

Totalmente de acuerdo con Natalia... In claris non fit interpretatio

Mª Ángeles dijo...

A Zapatero mientras siga teniendo a su lado secuaces que le bailan el agua, no le preocupa nada; solo tener contento al personal, aunque sea a costa de arruinar el país y sacarse leyes absurdas de la chistera. En fin, es lo que hay.
Saludos

Shikilla dijo...

Cierto que la crisis más peligrosa y la que mina las entrañas de la sociedad es la de valores, de acuerdo totalmente.


Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...