15 de julio de 2010

Locura







El 11 de julio de 2010 fue el día que algunos pensamos que nunca llegaría. Por fin España no sólo ha disputado la final, ha ganado el mundial de fútbol de Sudáfrica 2010. Sabíamos que no iba a ser fácil, la primera batalla fue perdida, pero al final conseguimos la victoria.







El día después España ha hervido con sus campeones. La gente se ha lanzado a las calles de Madrid para recibir a sus jugadores como héroes. Un país sumido en una grave crisis económica y social que sólo parece obtener alegrías de sus deportistas. Un país que gracias al fútbol sale a la calle enarbolando su bandera sin complejos.









La final fue ilusionante, contábamos los días para que llegara. Pero la fiesta del fútbol se empañó por un rival que se olvidó completamente del juego. Trazó una estrategia cicatera y miserable, y casi les salió bien. Tengo que confesar que en la segunda mitad de la prórroga me dio el bajón paralelo a nuestro juego y la sombra de los viejos fantasmas se cernía sobre mis pensamientos en forma de los puñeteros penalties. Pero al final vencío el fútbol y Andrés Iniesta apareció a escasos minutos de la ruleta rusa. Un gol que tardé en celebrar temiendo que el árbitro pitara fuera de juego. El gol de Andrés nos ha hecho entrar en la historia de este deporte, tan grande como miserable. Puestos a pedir, sólo hubiera cambiado al rival por Italia: así habrían probado su propia medicina pero sin catenaccio. A los holandeses ya les vencimos en Flandes, y esta vez en su ex-colonia.





Al frente de este gran equipo ha estado Vicente Del Bosque, caballero español, castellano viejo por más señas. De él Cruyff ha dicho que tiene 'dos manos izquierdas'. No será divertido pero para eso ya nos sobran bufones en la corte. A nivel personal es por lo que más me alegra este título junto a San Iker Casillas. Ambos han tenido una larga y no siempre agradable travesía en el Real Madrid. También me congratula enormemente que se haya hecho justicia con los jugadores del equipo que mejor fútbol está haciendo en el mundo: Puyol, Xavi, Piqué, Valdés, Iniesta, Pedro... Todos ellos han ingresado en el club de los Pelé, Sócrates, Maradona, Pasarella, Beckenbauer, Zoff y Zidane.





Y me alegra todavía aún más por los que se quedaron por el camino: los Butragueño, Sanchís, Caminero, Arkonada, Valerón, Goiko, Maceda, Quini, Zamora, y por qué no... Raúl.





Gracias Sudáfrica por este maravilloso mundial.



4 comentarios:

aspirante dijo...

No hables del fuera de juego, que es algo que nunca he entendido por mucho que me lo han explicado.

J. F. Sebastian dijo...

No sabes lo que me costó a mí cuando le pegaba patadas al balón... Simplemente primabamos al espectáculo y no entendía al verlo en la tele por qué los de negro se empeñaban en j****lo ;-). Seguiré tu consejo y hablaré lo menos posible del 'furgol'. Tampoco me quiero meter en más berenjenales. Por alguna extraña razón somos muchos los que llevamos un seleccionador nacional y a un médico dentro.

Shikilla dijo...

J.F. Creo que además del seleccionador y del médico, ahora también llevamos un presidente del Gobierno dentro de cada uno, solo que si en los dos primeros casos es difícil que lo hagamos mejor que ellos, en el último creo que cualquiera podría mejorar bastante lo que ha hecho este que tenemos.

Perdona que me haya desviado del tema, pero me lo has puesto a huevo. De acuerdo con que este mundial va también por los que se quedaron en el camino. Y me alegro contigo por Vicente del Bosque, una buena persona, así como suena, nada más y nada menos.

Un saludo

J. F. Sebastian dijo...

Interesante enfoque Shiki: el más tuercebotas del mundial sería mejor presidente que el interfecto. En eso no podemos estár más de acuerdo.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...