30 de noviembre de 2008

Y ahora... la 'otra' cruzada


Un juez de Valladolid ha sentenciado que se retiren los crucifijos de un centro público porque al parecer ofendía a uno de los padres de un alumno. Vaya por delante que hay que respetar la decisión del juez. Vivimos -creo que todavía- en un estado de derecho que es lo que nos protege de la barbarie. Aunque viendo a algunos jueces empiezo a dudarlo.

La cruz, símbolo del cristianismo, es la raíz de nuestra cultura nos guste o no y por ende de la civilización occidental. Gracias a ella somos lo que somos en Europa y en particular en España. De lo contrario ahora seguiríamos llamándonos Al-Andalus o Alá sabe qué.

Tengo una educación católica. Para lo bueno y para lo malo. De ella he aprendido a aceptar a los demás tal como son... Y también a respetarlos. Ese respeto al que le falta a esta ola de laicismo que parece sinónimo de lo políticamente correcto, de la modernidad, del talante. De esa educación para la ciudadanía en el país de nunca-jamás. Una sociedad libre de sacerdotes pero no de inquisidores blancos.

Ese mismo respeto que no parecen tener los 'fieles' que consideran a la mujer como un ser inferior, la desprecian, mutilan y lapidan. A ellos sí que hay que mostrarles respeto ¿verdad José Luis? Más que nada porque tiran de cartuchera si les cabreas demasiado.

En una sociedad laica cosas como las Navidades, la Semana Santa o los Reyes Magos no tienen ningún sentido así que tocará joderse y quedarse a currar en vez de ir a la playita o a esquiar en el puente de la Constitución (sí, es una fiesta laica, pero no la Inmaculada dos días después). Y explícale a los niños que no tienen regalos el día 6 de enero porque eso de los reyes magos es una falacia del corte inglés. Sí, el mismo dónde Cristina Almeida se compra los libros, o al menos donde le encantaría quemarlos.

Imagino entónces a los hosteleros y a las agencias de viajes poniendo el grito en el cielo -cada uno el que prefiera- porque se han cargado festividades de toda la vida.

5 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Estamos en pleno proceso involutivo respecto a nuestras raices y a nuestra cultura.
Ya no se trata de que este Estado es aconfesional, si no que la intención subliminal es tranformarlo en un Estado laico y anticatólico.
Y es que la izquierda sigue anclado en los clichés de los años 30 y en ese odio cerval al Iglesia católica.
Patético y la mentable.

BIRA dijo...

Hola JF, vengo a agradecerte tu visita a mi blog, y de paso a darme un paseo por el tuyo.

Estos temas en los que sale la religión (cualquiera que sea) a relucir siempre son complicados, nunca puede estar todo a gusto de todos.

No entraré en lo de los crucifijos pero sí te digo que si "suprimiesen" todas las fiestas católicas no serían sólo los de bares, hoteles y restaurantes los que pondrían el grito en el cielo... lo pondríamos todos, que las vacaciones son siempre bienvenidas, y no nos paramos a pensar si son por motivos católicos o de otra índole.

Un saludo!

Adamantio dijo...

Pues lo siento, pero por lo que a mí respecta, en los edificios de las asministraciones públicas no debería haber simbología religiosa: ninguna.

Shikilla dijo...

Olvidar de dónde venimos únicamente nos lleva a perder por completo los referentes. El crucifijo para los cristianos de ninguna manera es un signo de dolor o muerte, sino todo lo contrario, es signo de Vida y Resurrección. ¿A quién puede ofender la vida?

Jarillo dijo...

Muchas gracias (yo se por lo que lo digo)

...para "cruzada" la de los cojos pobres con los que no quieren ver ni oir...

JUAN JOSE LOPEZ JARILLO

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...